Experiencias Culturales Auténticas con el Turismo Comunitario
Experiencia Cultural

Experiencias Culturales Auténticas
con el Turismo Comunitario

Cuando uno viaja, quiere vivir una auténtica experiencia cultural local. Aquí es donde entra en juego el turismo comunitario. El turismo comunitario es un término que oímos a menudo en el ámbito del desarrollo turístico y comunitario, pero es un término al que los viajeros también deberíamos prestar atención. En muchos lugares donde se están llevando a cabo estos esfuerzos, los lugareños trabajan juntos en sus comunidades locales para ofrecer experiencias auténticas a los visitantes.

El turismo comunitario se refiere a los viajes en los que los lugareños (normalmente de zonas rurales económicamente desfavorecidas) acogen a los visitantes para que pernocten en sus comunidades.

Los lugareños gestionan sus tierras, dirigen sus propios negocios, suministran servicios y productos y trabajan. Al menos una parte del dinero obtenido del turismo se destina a iniciativas de mejora de toda la comunidad.

El turismo comunitario promueve y respeta las culturas, costumbres y sabiduría tradicionales, al tiempo que permite a los visitantes aprender sobre las especies y el medio ambiente locales. Gracias al turismo, los lugareños serán más conscientes de la importancia económica y social de su patrimonio natural y cultural, lo que fomentará los esfuerzos locales de conservación.

Beneficios del turismo comunitario para los viajeros

Respetuoso con el medio ambiente

El turismo comunitario y el ecoturismo pueden funcionar juntos. El turismo comunitario es beneficioso para el medio ambiente y ofrece experiencias y atracciones sostenibles. Esto es especialmente crucial ahora que tantos lugares del mundo fracasan debido a los efectos perjudiciales del turismo de masas.

Por ejemplo, el potencial económico del turismo comunitario puede tentar a la población local a abandonar otros medios menos sostenibles de generar ingresos, como la tala de árboles o la caza furtiva.

Además, en comparación con los métodos convencionales de turismo de masas, el turismo comunitario suele tener un impacto medioambiental menor. Por ejemplo, visitar a pequeños artistas locales que elaboran artesanalmente objetos tradicionales conserva muchos menos recursos que la producción en masa y el envío de mercancías al extranjero.

El turismo comunitario es, por tanto, beneficioso para el medio ambiente. Es esencial apoyar iniciativas de turismo comunitario ecológicamente responsables para preservar el medio ambiente y otros atractivos para las generaciones futuras.

Empoderar a la población local

El turismo comunitario permite a la población local ganar dinero al tiempo que muestra su cultura a los turistas. Además, como la comunidad local participa activamente en la gestión y dirección del proyecto, puede decidir qué es lo mejor para su barrio. Esto puede suponer un enorme empoderamiento, ya que fomenta el orgullo, la confianza en uno mismo y la actividad económica.

Con el turismo comunitario, la mayor parte del gasto de los visitantes se queda en la región. Los fondos de los turistas van directamente a los lugareños y no a las grandes empresas, a menudo mundiales. Los pueblos pequeños pueden beneficiarse significativamente de esta financiación utilizándola para enviar a los niños a la escuela y cubrir las necesidades básicas de los residentes.

El turismo comunitario, en particular, puede generar dinero y abrir puertas a todo el mundo, especialmente a las mujeres y otros grupos desfavorecidos como los discapacitados. Todos tienen la oportunidad de salvaguardar su futuro financiero y aprovechar las oportunidades que se les presenten.

El turismo comunitario puede ayudar a las comunidades locales a diversificar sus fuentes de ingresos, aumentando las oportunidades económicas y reduciendo el riesgo financiero de los residentes. Puede ser beneficioso fomentar una independencia financiera que proteja a las personas de circunstancias opresivas.

Otro beneficio del turismo comunitario es la oportunidad de compartir su cultura con el mundo y aprender más sobre las culturas y experiencias de otras personas. Esto puede suponer una gran satisfacción para la gente y también garantizará la conservación de su cultura y su lengua. Los jóvenes deberían desempeñar un papel activo en la expresión de su cultura, ya que de este modo pueden contribuir a que no se pierda y se transmita a las generaciones futuras.

Comunicación intercultural

Hoy más que nunca, es fundamental que personas de todas las épocas, religiones y naciones interactúen y se comprendan mutuamente. Esta forma de educación puede acortar distancias y forjar una comunidad global más sólida y cohesionada.

Sin duda, el turismo comunitario fomenta el entendimiento intercultural. Permite que personas de orígenes muy diferentes interactúen entre sí en un entorno respetuoso. Nos parece asombroso observar a desconocidos que tal vez nunca antes hubieran interactuado pasar tiempo juntos y aprender. Esto contribuye a aumentar el entendimiento interreligioso e intercultural y amplía los horizontes de todos. Estas lecciones permanecerán en la memoria de la gente mucho después de que los turistas abandonen Myanmar u otros países con programas de turismo comunitario.


Qué buscan los viajeros en el turismo comunitario

Una forma de turismo es el turismo comunitario (Community-based tourism), en el que la población local crea y gestiona las atracciones turísticas. El turismo puede ayudar a las comunidades a prosperar económica y socialmente, protegiendo al mismo tiempo sus tradiciones y su patrimonio cultural.

El turismo comunitario ha ganado popularidad como una ventana más precisa y personal al modo de vida local para los turistas que visitan un lugar. Los participantes en el turismo comunitario afirman a menudo sentirse más parte de la ciudad y de sus habitantes y comprender mejor su modo de vida.

Los viajeros pueden decidir participar en el turismo comunitario por diversas razones. Para algunos turistas puede resultar atractivo apoyar los esfuerzos en favor de un turismo sostenible que ayude a las comunidades locales. Otros prefieren evitar las aglomeraciones de visitantes y el ambiente impersonal de los grandes centros turísticos. Otros pueden sentirse atraídos por la oportunidad de desarrollar nuevos talentos o participar en actividades cotidianas.

Sea cual sea su motivación, los turistas que optan por el turismo comunitario suelen buscar una experiencia de inmersión que les permita interactuar con los lugareños y descubrir más sobre su cultura y su forma de vida.

Además, los turistas pueden buscar oportunidades para relacionarse con la población local, como estancias en familias o trabajo voluntario. Por último, los visitantes pueden buscar actividades respetuosas con el medio ambiente que no dañen el destino.

Tanto los turistas como las comunidades locales pueden beneficiarse mucho del turismo comunitario. Se trata de un método de viaje respetuoso con el medio ambiente que ofrece a los visitantes un verdadero sentido de la cultura, la historia y la belleza natural de un lugar, al tiempo que contribuye a la protección del medio ambiente. Los turistas pueden ayudar activamente al crecimiento económico de las comunidades anfitrionas comprando en el lugar y haciendo donaciones a causas benéficas, al tiempo que se llevan recuerdos imborrables de sus viajes. En definitiva, es una excelente oportunidad para que los turistas se comprometan con el medio ambiente y descubran culturas extranjeras sin sufrir daños ni trastornos.

¿Te gustaría saber más sobre viajes ecológicos?
Para recibir inspiración directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico, haz clic aquí y suscríbete al Newsletter de Ecotourism World.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *