pueblo
Actividad Sostenible,  Experiencia Agrícola,  Experiencia Cultural,  Viaje de Comida,  Viaje Economico

10 Razones para Probar
una Estancia en Pueblos

Las estancias en pueblos ofrecen una experiencia cultural única de inmersión total en el destino que elijas. Tener la oportunidad de sentirte la parte de una comunidad es un recurso invaluable para la cartera de cualquier viajero.

Tener la posibilidad de experimentar ser parte de una comunidad que estás visitando, es una oportunidad única que no te olvidarás.

¿Has estado pensando en quedarte en un pueblo, pero no estás seguro de que sea adecuado para ti? ¡Continúa leyendo sobre las 10 razones para probar una estancia en el pueblo y te darás cuenta de lo buena que es la opción!

1. Las viejas tradiciones

Hace mucho tiempo se ha dicho que viajar es el mejor maestro. Hay un gran valor en aprender sobre la vida cotidiana de personas y culturas que no sean las propias. Las comunidades fuera de lo común ofrecen experiencias de aprendizaje tan ricas. Como las formas tradicionales tienden a desaparecer en nuestros estilos de vida modernos, la oportunidad de aprender estas valiosas lecciones de vida disminuye cada año. Muchas comunidades del pueblo continúan practicando las viejas tradiciones. Las estancias en los pueblos hacen posible vivir el destino, no solo visitarlo.

2. Participando en celebraciones locales

Como vivir un destino es tan especial, un «beneficio» adicional para las estancias en el pueblo es la posibilidad de unirse a las festividades locales. Esto no es algo que un viajero pueda hacer cuando se hospeda en los áreas de alto turismo. Hay festividades, por supuesto, sin embargo, se centran principalmente en los turistas. Las festividades en pequeñas comunidades con pocos turistas significa que el viajero podrá experimentar estos acontecimientos locales en una escala que está destinada a la comunidad, no al visitante.

3. Comida local

Foodies, ¡te espera un placer! Las comidas con la familia anfitriona generalmente se incluyen como parte de las estancias en el pueblo. Las comidas son una cocina local y de estilo familiar, que se brinda la oportunidad de probar los deliciosos platos que de otro modo no tendría la oportunidad de probar. Muchos de estos platos locales pueden incluir los ingredientes alimenticios raros que solo se encuentran en el área local. Por lo general, esto se debe a que la comida es producida localmente, fresca y cocinada por los verdaderos locales, ¡no por los chefs internacionales!

4. Diferente valor por tu dinero

Las estancias en pueblos ofrecen un alto valor por tu dinero. Como los precios en las comunidades de los pueblos suelen ser bastante más bajos que en las grandes ciudades cargadas de turistas, es posible mantener el precio de las estancias en los pueblos más bajas de lo que sería para un alojamiento promedio en un área de la ciudad. Agrega a eso, están incluidos las comidas, las ideas de itinerarios locales y una familia anfitriona que esté entusiasmada de compartir su historia, cultura e idioma y que ya es un valor bastante extenso por el dinero.

5. Encuentra las gemas ocultas

«Ir a donde van los locales» es uno de los mantras más valiosos de los consejos de viaje. ¿Quieres comida auténtica? Averigua dónde comen los locales. ¿Busca una ruta de senderismo pacífica con las vistas impresionantes? Sigue a los locales. ¿Tienes el deseo de comprar las artesanías de calidad en lugar de los recuerdos baratos producidos en masa? Pregúntale a un local. ¿Por qué pasar tus vacaciones preguntando a los vendedores de quioscos dónde están los mejores lugares cuando puedes tomar una estancia en el pueblo y tener toda la información disponible para ti? Las familias anfitrionas están entusiasmadas de compartir su cultura, su comunidad, sus estilos de vida. Esa es una de las razones por las que reciben viajeros. Aprender sobre los lugares secretos ocultos que solo los locales conocen es un poco de experiencia mágica de viaje. Visitar estos lugares, aún más. Aprovecha la gran cantidad de información disponible durante tu estadía en un pueblo.

6. Hacer recuerdos

Estás haciendo los recuerdos. No solo los recuerdos para ti, tus hijos o con quienes viajas, sino también para aquellos en la comunidad que lo acoge. Hacer amigos de toda la vida con los locales no es desconocido y en muchos sentidos, puede fomentar un ambiente de creación de recuerdos continuos a partir de la experiencia de un viaje. Hagas lo que hagas, asegúrate de tomarte el tiempo para apreciar hacer los recuerdos que durarán toda la vida.

7. Ayuda a las comunidades locales

Las estancias en los pueblos contribuyen a las comunidades locales. Además de contribuir financieramente a las comunidades, los viajeros también contribuyen al compartir sus propias culturas, historia e idioma. Las personas en la comunidad de alojamiento están aprendiendo de los viajeros, al igual que los viajeros están aprendiendo de la comunidad de alojamiento. La capacidad de compartir experiencias es la creación de un vínculo. ¡Tienes la capacidad de contribuir a una comunidad simplemente estando allí!

8. Siéntete como un miembro de la familia

Cuando viajas, es bastante normal ser un extraño que observa una cultura e historia de la que no formas parte, en la mayoría de las circunstancias. Sin embargo, durante las estancias en el pueblo, el viajero es tratado como un miembro de la familia, un miembro de la comunidad y, como tal, es el invitado a participar en las festividades y acontecimientos locales. Esta oportunidad de inclusión es bastante rara y no solo se debe apreciar la oportunidad sino también respetar la cultura y mostrar tal respeto aprendiendo lo más posible sobre ella.

9. Sal de la burbuja turística

Las formas tradicionales de turismo tienden a sentirse un poco aisladas del destino. Los programas, los viajes organizados, los áreas turísticas especiales, todo está atendido a la experiencia turística, pero que también puede estar muy alejado de la vida real en el destino mismo, es lo que se entiende por «burbuja turística». Tomar una estancia en el pueblo le dará al viajero una experiencia única, uno en la que el viajero es considerado como parte de la comunidad y puede ayudar con las tareas domésticas, unirse a las celebraciones y ayudar a preparar alimentos para que todos puedan comer. ¡Esto ofrece una perspectiva única del destino y crea experiencias memorables tanto para el viajero como para los anfitriones!

10. Reduzca la velocidad y relájate

El ritmo de la vida cotidiana en muchos pueblos es más lento que el ajetreo diario de la vida en las ciudades. Como viajero que experimenta la vida cotidiana en el pueblo de destino, tendrá la oportunidad de tomar un descanso y simplemente sentarse, disfrutar de las vistas o explorar por su cuenta durante el día. Los anfitriones de los pueblos piensan que es importante hacer tiempo para que sus invitados tengan su propio tiempo. Como la vida diaria en el destino es la experiencia, el «tiempo de inactividad» en un entorno familiar es una oportunidad perfecta para simplemente reducir la velocidad y disfrutar de las cosas más pequeñas de la vida. ¡Relájate un poco y refréscate tomando una estancia en el pueblo durante tus vacaciones!


¿Te gustaría recibir más artículos sobre ecoturismo directamente en tu correo electrónico?

Haz clic aquí para registrarte en nuestro Newsletter!